Probiótico Lactobacillus casei LC-431®, aliado del sistema inmune

Los microorganismos que conforman la microbiota intestinal, se encargan de optimizar las funciones digestivas; además de promover una interacción entre ella y el sistema inmune, de acuerdo a Johns Hopkins Medicine. Reside en el tracto digestivo y se integra por al menos 1,012 microorganismos. Ésta genera una respuesta inmune por los anticuerpos, que se obtienen de los nutrientes provenientes de la ingesta alimentaria. Esta dotación, suele emplearse en caso del ataque de algún enemigo patógeno, que constituya una amenaza, ya que muchos de ellos ingresan a través de la mucosa intestinal (1).

En pocas palabras el 80% del sistema inmune se alberga en el tracto digestivo, pues posee una mayor carga de anticuerpos en los intestinos, gracias a la microbiota. Además, es el hogar de varias células inmunes como las inmunoglobulinas, según reportes de National Institute of Allergy and Infectious Diseases: inmunoglobulina IgG para acelerar la captación de microbios patógenos, inmunoglobulina IgM que mata las bacterias, inmunoglobulina IgA protege de potenciales enemigos a través de lágrimas y saliva e IgE responsable de detener infecciones.

Eficacia del probiótico Lactobacillus casei LC-431®

Se ha estudiado continuamente el papel de los probióticos en el incremento de la eficacia del sistema inmune tras su consumo.

En un estudio publicado por Clinical and Vaccine Immunology, realizado en ratones, se detectó que aumentaron las células inmonoglobulina IgA, las que nos protegen, después de siete días de la administración de Lactobacillus casei LC-431®.

Una investigación publicada en el British Journal of Nutrition (2), efectuado a un grupo de 221 hombres y mujeres, de entre 20 y 60 años, documentó la respuesta de un tratamiento durante seis semanas dónde se les suplementó con Lactobacillus casei LC-431® y Bifidobacterium lactis BB-12®; a las dos semanas del proceso, se les administró una vacuna contra la influenza estacional; el grupo que tomaba probióticos, mostró un aumento de inmunoglobulina IgG y de inmunoglobulina IgA en la saliva. Lo que comprobó que la ingesta de LC- 431® y BB-12®, es efectiva para mejorar la respuesta inmune, especialmente en mucosas y aumentar los anticuerpos ante una infección. Este estudio ha sido mencionado en 149 artículos científicos y médicos.

El libro Recent Trends in Immunology, detalla que el tratamiento oral con LC-431®, genera resultados antimicrobianos, al aumentar la producción de citoquinas, que optimizan la función inmune en la microbiota, con lo cual facilitan la migración de las células inmunes al torrente sanguíneo.

Resultados certeros

Los estudios avalan que LC-431®, es eficiente para aumentar los anticuerpos y trasladarlos por el torrente sanguíneo, además de mejorar la respuesta inmune frente a infecciones respiratorias, reduciendo los días y síntomas del resfriado común. Ofrece mejores resultados en combinación con Bifidobacterium lactis BB-12® y no generan respuestas adversas.

 

1. British Society for immunology. Organs & Tissues. Immunity in the Gut. Andrew M. Platt, University of Glasgow, UK.

2. Evaluation of the immune benefits of two probiotic strains Bifidobacterium animalis ssp. lactis, BB-12w and Lactobacillus paracasei ssp. paracasei, L. casei 431w in an influenza vaccination model: a randomised, double-blind, placebo-controlled study. Journal of Nutrition.

 

#ColumbiaSiempreContigo #SaludGeneralDesdeSaludDigestiva #MicrobiotaSistemaInmune

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × uno =